Perros pequeños: razas, origen y ventajas

Perros pequeños: razas, origen y ventajas

A la hora de escoger un perro existe una característica fundamental que no debemos pasar por alto: el tamaño. Es importante tener en cuenta, también, el espacio del que disponemos en casa, pues no es lo mismo vivir en una casa de campo que en un pequeño apartamento en la ciudad. A continuación, profundizaremos sobre las ventajas e inconvenientes de tener un perro pequeño y conoceremos algunas de las razas de menor tamaño.

Origen de los perros pequeños
Los perros domésticos pequeños tienen su origen en el Oriente Medio, hace unos 12.000 años aproximadamente. Según revelan diversos estudios, este tipo de animales provienen de la domesticación del lobo gris e inicialmente se empleaban para cazar roedores y otro tipo de animales como conejos, ya que por su tamaño eran más propicios para este tipo de actividades.

Un dato muy curioso es que los animales que tienen hábitos domésticos, tienden a la disminución del tamaño de su cuerpo, aunque por el momento, se desconoce el motivo. Pero, ¿qué entendemos por perro pequeño? En cuestión de tamaño los límites son muy relativos, sin embargo, para entendernos, consideraremos como perro pequeño aquel que no supera los 10 kg.

A continuación os presentamos algunos puntos a tener en cuenta sobre lo mejor y lo peor de escoger un perro pequeño como animal de compañía.

Ventajas de tener un perro pequeño

¿Cuál es el tamaño perfecto? Naturalmente, esto no es solo una cuestión de gusto personal, sino que hay muchos factores que deberíamos tener en cuenta a la hora de tomar una decisión acorde con nuestras necesidades y las de nuestro amigo peludo. Ahí van unas cuantas razones por las que tener un perro pequeño:

Espacio reducido: Como es de esperar, un perro pequeño necesita menos espacio, por lo que si vives en un piso no demasiado grande, un perro pequeño o mediano puede ser una buena opción. Esto no quiere decir, sin embargo, que los perros pequeños no puedan adaptarse a una espaciosa casa de campo, cualquier perro agradecería eso 😉
Como recomendación, si no quieres que tu casa sea un estropicio, debes darle una buena educación a tu can y dejarle las normas claras desde el principio. Enséñale a hacer sus necesidades fuera de casa o en un rincón acondicionado para ello.

Mayor esperanza de vida: Los perros pequeños suelen vivir más años que los grandes. Los más longevos pueden llegar a los 20 años, aunque la media ronda los 15. No obstante, siempre hay excepciones, como el caso de Bluey, el perro más longevo del mundo que murió con 29 años, todo un récord.

Fácil de transportar: Si lo tuyo es viajar, un perro pequeño siempre será mucho más cómodo de transportar que uno grande, sobretodo si vas en transporte público o avión. Existen múltiples accesorios, bastante útiles, para viajar con nuestros perros, desde cinturones o arneses hasta el archiconocido transportín.

Menos cantidad de comida, champú, etc.: Necesitan menor cantidad de comida que un perro de mayor tamaño, lo cual es un ahorro a largo plazo. Lo mismo ocurre con el champú y otros productos de aseo, recuerda además, que si eres de los que baña al perro en casa no tendrás problemas de espacio al meterle en la bañera.

Detalles que debes tener en cuenta
Son más frágiles: Imagina, simplemente, la diferencia entre pisar, sin querer, una pata a un pastor alemán o a un chihuahua.

No se recomiendan como perros guardianes: Si buscas un perro guardián ten en cuenta que un perro grande protege mejor el hogar que uno pequeño.

Cuidados específicos: Las mayoría de razas pequeñas requiere de determinados cuidados que debemos conocer. Por lo general, debemos permanecer alerta ante temperaturas extremas, ya que afecta más a los perros pequeños que a los grandes. Lo mismo ocurre con las uñas y los dientes: es necesario cortar sus uñas más a menudo, ya que, si viven en un piso, tienen menos oportunidad de desgastarlas de manera natural; también debes saber que son propensos a tener problemas de encías y mal aliento si no se les mantiene una buena higiene bucal.

Algunas de las razas de perro más pequeñas del mundo

Es importante conocer las características que definen a cada animal y las necesidades que requieren, ya que cada perro es un mundo. Existen infinidad de razas de perros pequeños, sin embargo hemos intentado recopilar algunas de las más comunes.

Pekinés

pekines

El pekinés es un perro tranquilo e inteligente. Le encantan los mimos y es cariñoso, especialmente con los niños. Tiene alma de guardián aunque habitualmente no se considera un perro excesivamente ladrador.

Ojo con: su pelo, es delicado y requiere bastantes cuidados.

Bichón Maltés

bichon maltes

El maltés es un excelente perro de compañía y muy inteligente. Es activo y juguetón, y suele tener una esperanza de vida más alta que la media.

Ojo con: su manía por lamerse. Esto puede teñir de color rosado su pelaje debido a la oxidación que produce la saliva.

Chihuahua

chihuahua

El chihuahua es astuto y observador. Puede ser muy cariñoso y le encantan los mimos, pero cuidado, puede volverse un poco caprichoso si consentimos todos sus deseos. Es muy sociable, especialmente con los de su misma raza.

Ojo con: su sensibilidad al frío. También debes controlar su dieta, pues tienden al sobrepeso.

Pomerania

pomerania

El Pomerania es un perro muy alegre y atrevido. Frente a extraños suele ser distante, sin embargo, con su dueño saca su carácter más protector. Es cariñoso, pero le gusta tener cierta independencia.

Ojo con: educarlo bien desde pequeño para evitar que sea él quien te domine a ti. También es importante evitar que ladre en exceso.

Pinscher miniatura

pinscher miniatura

El Pinscher es enérgico y curioso por naturaleza. Además de listo es muy obediente por lo que aprende rápido cualquier tipo de conducta. No es muy sociable y los niños, en especial, no le entusiasman demasiado.

Ojo con: sus dientes, pues algunos pueden ser muy mordedores.

No olvides que la raza del perro es lo de menos. La adopción siempre es una buena opción para dar una segunda oportunidad a estos maravillosos animales.

Recuerda que antes de escoger a tu perro has de tener en cuenta varios detalles, entre ellos el tamaño. Analiza las necesidades y piensa si dispones de espacio en casa, si tienes tiempo para cuidarle, etc.

Como puedes ver, los perros pequeños tienen muchos puntos a favor para ser los mejores amigos, como por ejemplo, una esperanza de vida mayor, para que disfrutes de su compañía por mucho tiempo. Después de analizar algunas de las razas más conocidas ¿con qué perro pequeño te quedas?

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.